Hoy os voy a presentar a mi seta preferida: El Enoki (Flammulina Velutipes).

Fue uno de los primeros hongos que se cultivaron hace ya más de 300 años en Oriente.

Nosotros la cultivamos en restos de talas responsables para que siga teniendo su aroma y sabor característicos a monte. Estos cultivos se realizan sin luz, para favorecer sus crecimiento lento y con buena ventilación, lo que hace que  los tallos y los sombreros de nuestros enokis, sean un poco diferentes a los que encontramos habitualmente en los mercados españoles.

La mayoría del enoki que se consume en España, llega a nuestras mesas procedentes del mercado chino, donde se cultivan sobre diferentes sustratos y con unas concentraciones de CO2 muy altas. Mas adelante, os explicaremos porqué nosotros no utilizamos este método de cultivo.

El Enoki es una seta blanca, alargada, de olor potente y textura firme. Ha sido muy utilizada en gastronomía para sopas y guarniciones al vapor. A mí personalmente, me encantan en ensaladas, o carpaccios, aunque es muy versátil y acompaña muy bien cualquier carne.

No os preocupéis, os iremos poniendo más recetas con setas, y alguna de enoki saldrá….

Y con este post, despedimos nuestros enokis hasta la temporada que viene, ya que es una seta que pide frío y las temperaturas por estas tierras empiezan a subir y la calidad de los enokis a bajar.

Abrir chat
¡Hola!

¿Podemos ayudarte en algo?