Kit minuto 1

¡Bienvenido al mundo de los Gnomos!

Ya tienes tu kit de autocultivo. Y no es un kit tradicional, es el “Kit Minuto 1”, dónde podrás experimentar la sensación de cultivar tus propias setas.

Delante de ti, tienes la caja (1) con todo lo necesario para cultivar tus setas. La bolsa grande (2), de color marrón, contiene el sustrato. Ya viene hidratado.

La bolsa pequeña (3), tiene el micelio, que son las semillas de las setas.

A mayores, tienes una bolsa transparente y perforada, donde tendrás que meter el sustrato y el micelio uniformemente mezclado. Una vez mezclado e introducido en la bolsa perforada, debes cerrarla con la brida que también te proporcionamos.

¡Perfecto! Ya tienes tu primer Kit. Ahora, y durante 21 días, deberás conservarlo en un lugar oscuro (a poder ser sin nada de luz) y a una temperatura entre 18 y 26 grados. Si lo conservas en un armario, no olvides abrirlo una vez al día para que renueve en oxígeno.

Al dia 21, deberás estresar el cultivo. ¿Estresar? ¿Cómo? ¿Les doy una charla sobre la microeconomía de los estados del sur norteamericanos del siglo XVIII? No. En este caso, estresar consiste en bajar la temperatura del kit bruscamente durante unas 24 horas. Por ejemplo, lo puedes meter en el frigorífico.

Pasado ese tiempo, deberás colocar el kit en un lugar dónde tenga luz del sol, pero que nunca le dé directamente y temperatura ambiente alrededor de los 20 grados. Verás que se empiezan a formar los primordios (4). Abre 3 o 4 de ellos cortando en forma de media luna con un cutter (5), no más. Y pulveriza agua 3 veces al día.

¡Pronto observarás como tus setas irán creciendo! (6).

¡Muy bien! Una vez recogidas tus primeras setas, no tires el kit. Sigue regando como vienes haciendo y en unos 15-20 días verás nuevos primordios… y repite el proceso. Tendrás unas 3 o 4 cosechas.